En el adulto, la motivación para aprender se dispara a partir de los problemas que debe resolver.

El adulto busca la utilidad y la aplicación práctica de la información. Este es el aspecto que hemos tenido en cuenta al seleccionar los contenidos de los cursos que ofrecemos.

Para aquellos casos en que la capacitación está dirigida a personas que no poseen conocimientos de impuestos, se ha tenido en cuenta la adaptación de la terminología técnica a un lenguaje accesible y conocido por todos.